¿Es conveniente una reforma electoral antes de 2018?

¿Es conveniente una reforma electoral antes de 2018?

La posibilidad de una nueva reforma electoral a las leyes secundarias en materia político-electoral flota en el ambiente político. Como siempre, la mudanza normativa puede leerse como evidencia de su imperfección o como oportunidad de perfeccionamiento democrático.

Hay quienes aducen su inviabilidad debido a la inexistencia de acuerdos básicos, o bien señalan la vulnerabilidad de temas sensibles y las fuertes tensiones que pudieran generarse alrededor. Otros, en cambio, vemos en la reforma la oportunidad para precisar disposiciones oscuras, que generan polémica interpretativa y dificultades operativas.

Entre los temas mejorables figura la necesidad de precisar las atribuciones del INE y los institutos locales. Otro se refiere al modelo de comunicación política, para diferenciar la propaganda política de la electoral. En este mismo sentido, conviene también evitar pautados excesivos, sobre todo en comicios extraordinarios, para favorecer una interacción virtuosa, que reconozca todos los intereses en pugna y los encauce.

En materia de fiscalización habría que perfeccionar la obligación de los entes al hacer sus registros contables en línea, y disponer un plazo límite para la conclusión de los procesos de selección interna de los partidos políticos y de obtención de apoyo ciudadano de aspirantes a candidatos independientes, con el fin de dar espacio suficiente a la fiscalización de precampañas y evitar que se superpongan con la fase de campaña. Finalmente pero no por último está la conveniencia de elevar el umbral para el recuento de votos entre el ganador y el segundo lugar a un 2%, lo que daría mayor certeza al resultado de la elección y alejaría cualquier posibilidad de cuestionamiento a la contienda.

La elección de 2018, en la que además del Ejecutivo y la totalidad del Legislativo federales se elegirán diversos cargos en 30 entidades federativas, se prevé como un escenario de inusitada tensión política y significativa complejidad operativa. La promoción de un proceso electoral debidamente regulado, certero, transparente y legítimo vale la pena. Si una reforma legal puede contribuir a ello, no habría que descartarla.

*Consejero Electoral del INE/
Profesor UAM-I
@jsc_santiago
http://www.javiersantiagocastillo.com

Vía: attimes.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s