¿Segunda vuelta o coaliciones de gobierno?

En la colaboración anterior, aludía a los temas fundamentales que parecieran perfilar la reforma electoral en ciernes. Comenté el modelo de comunicación política. Toca ahora el turno a la llamada “segunda vuelta”. Éste es un mecanismo de larga tradición en algunos sistemas electorales en América Latina (alrededor de doce países). Cuenta también con importante base intelectual, pues es postulado por politólogos de renombre como Giovanni Sartori.
El argumento fundamental a favor de la segunda vuelta presidencial es que genera mayor legitimidad en el candidato ganador, pues le representa un más amplio respaldo ciudadano; lo cual favorece la legitimidad. Se olvida, que la legitimidad de los gobernantes no se reduce a un simple dato numérico. La regla de la mayoría es el elemento central de la democracia y de todo sistema electoral que corresponda con ella.
No es más legítimo un gobernante que accede al cargo con 40% de los votos respecto del que lo hace con el 30. No hay en la segunda vuelta garantía alguna de que votará la mayoría de los ciudadanos en aptitud de ejercer su voto. Aún en los casos de segunda vuelta el presidente es elegido por mayoría relativa de los electores potenciales. Así que cabe discutir sobre el quantum y calidad de la representación que implica.
En el caso mexicano, es equívoco ver en este solo mecanismo la solución de la innegable crisis de credibilidad de las instituciones, los partidos y casi todo lo que conocemos como esfera pública. La crisis es múltiple y, por tanto, las respuestas también deben serlo. Problemas que corresponden al sistema político, difícilmente podrán ser resueltos con un ajuste al sistema electoral. Lo más probable es que la segunda vuelta represente un medio para el sometimiento de las minorías, destinadas a subsumirse en alguna de las dos opciones mayoritarias, limitando la pluralidad a la sola primera vuelta de modo casi testimonial y sin traducción a la acción de gobierno.
Tampoco existe relación directa entre segunda vuelta y gobernabilidad. La segunda vuelta no produce en automático mayorías parlamentarias que acompañen al ejecutivo. En un sistema presidencialista como el nuestro, los gobiernos divididos son una posibilidad no muy deseable, pero también forman parte de un escenario al que más vale acostumbrarse.
La simple adhesión de las minorías a uno de los dos candidatos más votados no constituye un pacto político. En tal caso, pareciera más prometedora una reforma al régimen de coaliciones, para que no sean únicamente alianzas electorales sino se transformen en coaliciones legislativas y de gobierno.
Finalmente, pero no por último, cabe considerar el tema de los costos, que se incrementarían significativamente. Una segunda vuelta con 30 días de campaña costaría más de mil millones de pesos, considerando tan solo financiamiento de campañas, asistencia electoral y documentación electoral. Acaso habrá quien piense que elevar el costo electoral dará mayor legitimidad al sistema político.
En diversos campos, pero especialmente en el ámbito de la política, existen fórmulas mágicas, pues los sistemas electorales no se despliegan en el vacío social, histórico e institucional. Si bien el sistema electoral posee su propia dinámica, guarda íntima relación con el sistema político y ambos son productos históricos. Pretender la adición mecánica de fórmulas, significa soslayar que diversos mecanismos que funcionan adecuadamente en un sistema, ven mermada su eficacia en otros.
¿Qué buscamos con la segunda vuelta y cuál es su viabilidad en el sistema electoral con que contamos? La respuesta no es sencilla. Pero sin duda, no otorguemos virtudes irreales a la segunda vuelta y evitaremos frustraciones.

http://www.javiersantiagocastillo.com

Vía: La Crónica  

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s