El sistema de partidos en la encrucijada

Opinión de Javier Santiago Castillo

El sistema mexicano de partidos políticos se encuentra en una encrucijada: puede encaminarse hacia la renovación o perseverar en el anquilosamiento. La siempre mencionada reforma electoral de 1977, reconoció el carácter dinámico, cambiante, de la representación de intereses ideológicos que existen en la sociedad. Abrió la puerta a la presencia de nuevas opciones partidarias, por minoritarias que fueran.
Lo cual fue premisa básica para la transformación del sistema de partido hegemónico a un sistema de partidos competitivo. En consecuencia, esa reforma procuró abrir el sistema de partidos para que todas las expresiones con un mínimo de respaldo ciudadano fueran debidamente reconocidas.
Al integrar la diversidad política al sistema de partidos, se propiciaron espacios y mecanismos que sin duda han contribuido a la estabilidad política, a la gobernabilidad y al enriquecimiento de la deliberación pública. Al institucionalizar las diversas visiones y propuestas políticas, todos ganamos.
Al paso del tiempo, sin embargo, se ha generado una soterrada tendencia a cerrar el sistema. Primeramente, los umbrales de votación para la conservación del registro,originalmente establecidos en 1.5%, se incrementaron al 2 por ciento. La reforma de 2014, fue más allá y estableció el mínimo de 3%. En paralelo, se han construido obstáculos adicionales para el registro de nuevas opciones políticas; la más importante es temporal: sólo es posible solicitarlo cada seis años y no cada tres, como antaño. Además del incremento del número de afiliados.
A pesar de su novedosa incorporación al sistema electoral, las candidaturas independientes no han escapado a esa tendencia de cierre del sistema. Las recientes reacciones parecieran indicar que la incorporación de candidatos sin partido se hizo de modo irreflexivo. La Ley General de Instituciones y Procedimientos Electorales está poblada de omisiones y de dispositivos poco afortunados sobre el particular. El financiamiento y el acceso a radio y televisión son apenas dos ejemplos.
La reacción frente a esa cerrazón es variopinta. Desde el liberalismo extremista y ramplón que postula la superioridad moral de una mitificada sociedad civil, y en consecuencia a las candidaturas independientes como remedio mágico. Por otra parte, la confección de leyes que aumentan el número de firmas necesarias para el registro de candidaturas independientes, reducen el plazo para su recolección, exigen una distribución excesivamente homogénea en distritos y municipios, e incluyen como requisitos personales de los candidatos el de no haber sido precandidato o candidato de partido, dirigente o, incluso no ser militante de alguno.
El debate público, mientras tanto, pareciera inclinarse hacia la apertura del sistema. Sin embargo, considero equivocado presentar a las candidaturas independientes como cúmulo de virtudes contrastantes con la perversión del sistema de partidos.
No debiéramos olvidar que en ambos casos estamos hablando del mismo tema: los mecanismos de acceso a las candidaturas y, por esa vía, de acceso al poder mediante cargos de elección popular.
En mi opinión, el desafío consiste en la construcción de un sistema de partidos y candidaturas razonablemente abierto, con reglas claras y equitativas para todos aquellos asociados en partidos o bien de manera independiente que buscan acceder a cargos público, sin que con ello se propicie la quiebra de la estabilidad política. Entendidas ambas figuras desde una perspectiva sistémica, podremos conjugarlas positivamente.
Al final, de lo que se trata es de fortalecer y ampliar razonablemente los mecanismos de acceso a la representación política y, con ello, favorecer la estabilidad y la gobernabilidad políticas, es decir la paz social, mediante el debido reconocimiento de las opciones políticas, colectivas e individuales, existentes en nuestra siempre dinámica sociedad.

Consejero Electoral del INE/Profesor de la UAM-I
@jsc_santiago
http://www.javiersantiagocastillo.com

Vía: La Crónica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s