Un nuevo esquema de capacitación a los ciudadanos insaculados…

Parte sustancial en la organización de las elecciones es la capacitación electoral a los ciudadanos que se desempeñan como funcionarios de casilla el día de la Jornada Electoral. El esquema establecido desde 1991 se basa en una capacitación presencial y usando materiales impresos.
Los Capacitadores Asistentes Electorales imparten la capacitación electoral a los ciudadanos insaculados, de manera individual o grupal, y se lleva a cabo en los centros de capacitación fijos o itinerantes, en el domicilio del ciudadano o bien en espacio alterno propuesto por la propia persona y su duración es en promedio de dos horas.
Para su aprendizaje se utilizan una serie de materiales didácticos impresos que son elaborados por el Instituto Nacional Electoral (INE), los cuales se diseñan pensando en la transmisión de conocimientos y en desarrollar en la persona las habilidades necesarias para el cumplimiento de sus funciones. Este esquema, por las atribuciones que la reforma electoral de 2014 confirió al INE, presentó nuevos escenarios.
En 2015, además de la elección federal, se celebraron 17 elecciones locales concurrentes. En ellas, el Instituto capacitó a los funcionarios de casilla, integrando en su preparación los elementos de la ley electoral federal con la local, convirtiendo a los materiales en más voluminosos y menos atractivos. Por su parte, en 2016, el INE, haciendo uso de sus facultades constitucionales y legales, asumió la integración de las casillas y la capacitación de los ciudadanos designados en las 14 entidades que celebraron elecciones locales.
En ambos procesos electorales, 2015 y 2016, el porcentaje de rechazo de ciudadanos insaculados a capacitarse ascendió a más del 60%, un promedio similar desde 1991. Esto es un reto que el INE debe asumir no sólo para elecciones locales de este año sino de cara al proceso electoral más complejo en la historia del país, el de 2018.
Ante este escenario, considero que se requiere replantear el esquema de capacitación electoral: transitar de uno totalmente presencial, con materiales impresos voluminosos y de una extensa duración, a otro que permita el autoaprendizaje en cualquier lugar, sea dinámico y de menor duración.
Mi propuesta es el uso de la tecnológica que permita capacitar de manera ágil y sencilla a quienes fueron insaculados y fungirán como funcionarios de casilla. Su uso debe estar encaminado a reducir la presencia del ciudadano en la capacitación, o bien a ser autodidacta, pero con las herramientas que permitan adquirir satisfactoriamente los conocimientos necesarios. Por supuesto, la herramienta tecnológica no debe ser solo un repositorio de los manuales; por el contrario, debe ser dinámica y presentar diversas situaciones en las que el ciudadano debe resolver el correcto llenado de actas, situaciones de toma de decisión en torno a problemáticas presentadas en la casilla, etcétera.
Esto no inhibe el uso de materiales impresos, pues existen muchas regiones en nuestro país que, a pesar de los avances tecnológicos, aun no pueden acceder a ellos o su uso les es complicado, por lo que se debe mejorar la didáctica de los Manuales de Capacitación y asegurar su entrega oportuna.
De implementarse esta propuesta, el proceso de capacitación electoral y, por ende, el modelo de organización de las elecciones en el país, daría un salto cuantitativo a favor de la participación política de los ciudadanos.

*Consejero Electoral del ING
Profesor UAM-I
@jsc_santiago
http://www.javiersantiagocastillo.com

 

Vía: AtTimes.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s