Durango: Autonomía electoral en riesgo

El Instituto Nacional Electoral, en el ámbito de sus competencias, habrá de analizar y resolver con la mayor prontitud el tema. La autonomía electoral en Durango está en riesgo. Es momento de definiciones claras no de veleidades.

Hay quienes no comprenden que el fortalecimiento de la autonomía de los Institutos Electorales Estatales fue uno de los objetivos de la reforma electoral de 2014.                          La nueva normatividad creó un organismo nacional electoral con atribuciones exclusivas y concurrentes que orientan la organización electoral en las entidades federativas. El cambio fue mayúsculo. Generó un nuevo paradigma en la administración de las elecciones y nuevas relaciones entre instituciones electorales y órdenes de gobierno.

Con este espíritu, el Consejo General del Instituto Nacional Electoral (INE) ha adoptado un importante número de acuerdos con la finalidad de homologar procesos, evitar influencias o injerencias de cualquier tipo, y proteger los principios rectores de la función electoral.

Entre estos acuerdos destacan los Lineamientos para la designación de los servidores públicos que ocuparían la titularidad de las áreas ejecutivas en los Institutos Electorales locales (CG865/2015). Establecer un mínimo de criterios y procedimientos para la designación de estos funcionarios, permite una regulación unificada en las entidades.

Se buscó una mayor profesionalización de los funcionarios que ocupan mandos directivos y proporcionarle a los institutos locales libertad para designar a los altos funcionarios; con el fin de fortalecer la autonomía constitucional de estos organismos

En días pasados, la opinión pública conoció de la “disfuncionalidad”  que viven la estructura directiva y el Consejo General del Instituto Electoral y de Participación Ciudadana de Durango. Al grado de que funcionarios de la estructura administrativa ocultaron información a los consejeros electorales. Atreverse a una acción de esa naturaleza permite que se especule sobre injerencias externas.

La situación escaló. Llevo el conflicto interno a una disputa entre el Instituto Electoral y Tribunal Electoral del estado, a raíz de la remoción de la Secretaría Ejecutiva del primero. Además del natural conflicto mediático con señalamientos descalificando a varios consejeros, de manera particular al presidente del instituto.

Desde mi perspectiva esta situación obligó y obligará al INE a tomar medidas extraordinarias, para evitar afectación o alteración del desarrollo del proceso electoral local. Por ello, acompañe, en general, la decisión del Consejo General, aprobada la noche del viernes pasado, por la que ejerció la facultad de atracción para verificar que los criterios de designación y el desempeño de los servidores públicos titulares de las áreas ejecutivas del Instituto Electoral de Durango, se hayan regido por el acuerdo 865/2015.

Consideré que, a fin de verificar este cumplimiento, era necesario solicitar al Consejo General del órgano local un informe en el que se detallarán las razones por la cuáles se consideraba que existía un conflicto entre las áreas ejecutivas y el órgano superior del órgano.

Argumenté que con la entrega de este informe no sólo nos allegaríamos de mayor información para las investigaciones que resulten conducentes a raíz de la decisión adoptada, sino que se contribuía a fortalecer la colegialidad en la toma de decisiones y, por ende, la autonomía de las mismas. Desafortunadamente, esta propuesta no prosperó por la decisión mayoritaria de mis colegas.

No obstante, el acuerdo adoptado mantiene su trascendencia. Es una respuesta ante posibles injerencias en un órgano autónomo del Estado. La autonomía de las autoridades electorales ha sido uno de los ejes de desarrollos de nuestra joven democracia, pues sólo con ella se da cumplimiento al mandato constitucional de elecciones organizadas conforme a los principios de independencia, imparcialidad, objetividad y certeza.

El Instituto Nacional Electoral, en el ámbito de sus competencias, habrá de analizar y resolver con la mayor prontitud el tema. La autonomía electoral en Durango está en riesgo. Es momento de definiciones claras no de veleidades.

*Consejero Electoral del INE/

Profesor UAM-I

@jsc_santiago

http://www.javiersantiagocastillo.com

Vía: La Crónica

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s