La publicación de los datos personales en posesión del INE-La Razón

28 de Enero de 2015
De acuerdo con la Ley Federal de Transparencia y Acceso a la Información Pública Gubernamental, que en fecha próxima deberá ser reformada en virtud de la reforma constitucional ya aprobada, los órganos constitucionales autónomos del Estado, como el Instituto Nacional Electoral (INE), son instancias obligadas a proteger y garantizar ese derecho.

El INE cuenta con una cantidad importante de datos personales de las y los ciudadanos mexicanos. Los más significativos son los contenidos en el Padrón Electoral y la Lista Nominal de Electores. También llegan a las oficinas de esta institución nacional los padrones de afiliados de los partidos políticos y, derivado de la Reforma Electoral reciente, listados con datos personales y firmas de apoyo a la realización de consultas populares, de iniciativas ciudadanas y de respaldo a candidaturas independientes.

La ley de transparencia establece que un dato personal es cualquier información concerniente a una persona física identificada o identificable (Artículo 3); aunque conviene citar el Reglamento del INE que define datos personales como la información concerniente a una persona física, identificada o identificable, entre otras, la relativa a su origen étnico o racial, o que esté referida a las características físicas, morales o emocionales, a su vida afectiva y familiar, domicilio, número telefónico, patrimonio, ideología y opiniones políticas, creencias o convicciones religiosas o filosóficas, el estado de salud físico o mental, las preferencias sexuales, u otras análogas que afecten su intimidad (Artículo 2).

Tanto en la ley como en el reglamento, previamente citados, se establece que los datos personales son información confidencial. Para la primera norma los datos personales que requieran del consentimiento de las personas para su difusión, distribución o comercialización se consideran información confidencial (Artículo 18). Para el reglamento, es información confidencial la que contenga los datos personales de los afiliados o militantes, dirigentes, precandidatos y candidatos a cargos de elección popular de carácter federal, salvo los contenidos en los directorios de sus órganos ejecutivos nacionales, estatales y municipales, y en las listas de precandidatos o candidatos a cargos de elección popular, que solamente contendrán el nombre completo y otros datos personales que autorice el interesado (Artículo 66).

La ley de transparencia en su Artículo 20 refiere que los sujetos obligados podrán tratar datos personales sólo cuando éstos sean adecuados, pertinentes y no excesivos en relación con los propósitos para los cuales se hayan obtenido. El Artículo 36 del reglamento dice que en el tratamiento de datos personales los servidores públicos del instituto deberán observar los principios de licitud, calidad de los datos, información al titular, consentimiento , seguridad, confidencialidad y finalidad para la que fueron recabados.

A partir de lo anterior, documentos como el Padrón Electoral, los listados nominales, los padrones de afiliados, los datos de personas que apoyan consultas populares, iniciativas ciudadanas y candidaturas independientes, constituyen documentos que contienen datos personales, considerados información confidencial que sólo podrían publicarse mediando consentimiento de las y los ciudadanos y que su difusión pública esté plenamente justificada por los fines para los que fue recabada.

En cuanto a los listados nominales, previo al proceso electoral y con base en la ley general comicial, el INE publica una serie de datos por distrito electoral para que las y los ciudadanos verifiquen su aparición en dichas listas y puedan emitir su voto. Por su parte, la ley general de partidos establece que los padrones de afiliados constituyen información pública, pero sólo los datos de nombre completo, fecha de afiliación y entidad de residencia, sin que deba incluirse el domicilio. En ambos casos la publicación de datos está plena y legalmente justificada y se protegen los datos de las personas.

En el caso del Padrón Electoral no existe razón legal para hacer públicos los datos personales ahí contenidos. En lo que respecta a los listados de apoyo de ciudadanas y ciudadanos a las consultas populares, a las iniciativas ciudadanas y a las candidaturas independientes, tampoco se justifica su publicidad, puesto que no hay razón legal explícita para su difusión pública, pues la única labor de la autoridad electoral es verificar que las personas firmantes se encuentran registradas en el padrón electoral. Pero en el caso de las candidaturas independientes, además, la publicación de los datos personales podría considerarse como exhibición de las preferencias políticas e ideológicas de una persona, lo cual contravendría, como ya lo vimos, la Ley Federal de Transparencia y el propio reglamento del INE. Así lo sostuvimos en el Consejo General del INE y así lo resolvió el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación.

*Consejero electoral del INE/Profesor UAM.

Fuente: http://www.razon.com.mx/spip.php?page=columnista&id_article=245660

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s