De política y buen fin

2017-11-23

Existe insatisfacción social sobre el desempeño y eficacia de las instituciones del Estado. Es evidente, diversas instituciones sufren anquilosamiento, deterioro, desviación o corrupción en su quehacer sustantivo. 
La añoranza por el modo directo y supuestamente eficaz como se tomaban las decisiones gubernamentales en el pasado autoritario, las rutinas burocráticas centradas en el procedimiento administrativo, el crecimiento inercial y desordenado del gasto corriente en los presupuestos, la pérdida o incapacidad de adaptación de la misión de cada dependencia gubernamental, y la no generación de bienes públicos y atención esmerada de las demandas ciudadanas entre otras, son a mi juicio las causas de incapacidad para dar respuesta oportuna y cabal a las crecientes demandas de una ciudadanía cada vez más autónoma y exigente.
Por ejemplo, la socialmente urgente lucha contra la corrupción, en sus diversas facetas, no se combate de modo efectivo mediante una suerte de policía anticorrupción. Es un asunto transversal que requiere medidas profundas y de largo aliento que involucran a toda la sociedad. Lo mismo puede decirse de la indiferencia que muchos servidores públicos de todo nivel suelen mostrar hacia los derechos humanos. Poco se avanzará si no se induce un entorno social basado en la cultura de la legalidad, como sustento de una actitud realmente democrática, que guíe la acción cotidiana.
Creo necesario un profundo cambio institucional que sustituya estructuras caducas y se reconfiguren conforme a la misión que cada institución tiene encomendada; que rearticule sus quehaceres en función de los bienes públicos que produce o debiera producir; que en su presupuesto disminuya racionalmente el gasto corriente para ampliar el gasto operativo y con ello las capacidades de acción institucional; que organice a su personal conforme a modelos de servicio de carrera.
Materializar lo anterior promoverá el cambio cultural necesario para hacerlos servidores públicos del Estado, profesionales, empáticos con su labor y el servicio que brindan y no proclives a actuaciones en favor de intereses de grupo; que se articule con la sociedad para el desarrollo de políticas públicas; que con transparencia se someta al escrutinio público permanente y lo entienda como un poderoso factor de mejoramiento.
En los vaivenes de las ofertas, las compras y rebajas, los partidos políticos nacionales Acción Nacional, Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, por un lado, y Morena, por el otro, presentaron el pasado fin de semana sus respectivas plataformas políticas electorales rumbo a los comicios de 2018. Sin sorpresa, ambas plataformas políticas coinciden en la urgente necesidad de atender la violencia e inseguridad pública y combatir la corrupción e impunidad que aqueja al país. Pero la insatisfacción y malestar social no se sobreponen con pronunciamientos y buenas intenciones.
La búsqueda frenética del interés personal o de grupo, por encima del interés colectivo, siempre ha estado presente en la historia humana, aunque parece ser signo acentuados de nuestra época. Las instituciones importan, son las que permiten la convivencia social civilizada. En su actuación profesional, eficiente, apegada a derecho y proclive al cumplimiento de su misión, que no es otra que la satisfacción de las demandas sociales y el respeto a los derechos de las personas, reside la posibilidad cierta de superar la actual situación de desconfianza social.
Lo que beneficia a todos, es el fortalecimiento de nuestras instituciones. La crítica es un elemento esencial de su fortalecimiento.

*Profesor UAM-I
@jsc_santiago
http://www.javiersantiagocastillo.com

Vía: attimes.mx

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s